SAQUE A LA LUZ, MI ARROCITO EN BAJO.

Algo dentro de mi me decía que debía escribir sobre el PERDÓN, tema del cual me sentía completamente lista para hablar. Yo Siempre me he dado halagos de ser una persona fácil para perdonar y olvidar.Y Así como a todo el mundo, a mi también me han ofendido, maltratado, tuve un novio que me hizo llorar muchísimo,etc… cosas que dentro de lo que cabe, entran en la normalidad de la vida.Tal véz, tu sentiras que mis problemas han sido triviales al pensar en los tuyos; y puedes tener toda la razón.

Sin embargo, cuando estaba pasando por esos problemas que mencioné antes, siempre hubo una situación en común. Sentía de alguna forma que nunca iba a salir de ese momento. Sentía que el dolor me iba a durar por siempre, aunque sufrí mucho y llegue hasta sentir un profundo resentimiento por quien me había hecho daño de alguna forma, la mayoría de las veces con el tiempo olvidaba y si no olvidaba recordaba pero sin dolor.

Escribiendo, Se me viene a la cabeza una situación que me paso en bogotá, -esas que te marcan-, no pienso entrar en detalles , pero, puedo contarte que entregué mi total confianza al que en ese momento era mi mejor amigo y me traicionó de la forma que más me podía afectar para ese tiempo. Enterarme de que alguien tan cercano y especial para mi, había hecho toda una artimaña para que mi novio de ese momento, que también era su amigo, me maltratara, fue una situacion realmente dolorosa.Te puedo decir es que esa noche fue una de las peores de mi vida, donde fui realmente humillada, delante de personas y Tambien a solas con el, absolutamente todo sin motivo.

Me parece perfecto que haya sido esta situación la que haya venido a mi mente, porque es algo muy cotidiano en la vida de las mujeres. Creo que de alguna forma siempre hemos tenido que pasar por momentos así. Hasta hace poco tiempo, cada vez que me acordaba de eso, lloraba. Era como si de alguna forma no podía creer que algo así me hubiese pasado a mí. Y no te estoy diciendo que me pegaron o me arrastraron, ¡NO!, No es necesario que se llegue hasta ese punto para crear un dolor profundo en el corazón de una mujer buena.

Sin embargo, Perdonar a mi amigo fue relativamente fácil, aunque creo que empecé hablandole , solo por querer demostrar que no me había dolido y que eso era cuestión de pasado (inmadurez), pero con el tiempo realmente lo olvidé, al día de hoy lo quiero muchisimo, y lo perdoné.

Por el contrario Perdonar al que era mi novio fue super fácil, a la misma semana siguiente volvimos  y al mes, el me terminó.

Ahora quiero que pienses a quien ODIE, a quien CULPE y a quíen se me fue super difícil PERDONAR por muchos años, tanto así que pasaba el tiempo y aún no lo soportaba.

A SALIMEH. A MI MISMA. A MI ALMA ROTA. A MI CORAZON FRÁGIL.

¿¿¿Cómo es posible que te hayas dejado joder de esa forma??? ¿Cómo es posible que hayas sido tan estúpida? ¿cómo es posible que aguantase todo eso??.

Una mujer con un carácter tan marcado y tan fuerte. ¿Cómo es posible que me hayan escupido, empujado, y tirado y yo permiti volver a la semana? ¿Eso soy yo? NO, NO ES POSIBLE, esto es IMPERDONABLE.

Si, me costo unos años dejar de pensar en el pasado, dejar de recapitular la situación y haber hecho algo mas.

Es muy posible que perdonemos a otros con un poco de facilidad, pero perdonarnos a nosotras mismas, ESO SI QUE ES DIFICIL.

No sé en que momento deje de pensar en eso, pero no fue fácil. Una situación que pudo haber quedado en ese tiempo para las personas que hicieron parte, (quizás para ellos no tuvo ningún tipo de importancia). Pero, para el que fue OFENDIDO no es fácil de olvidar, y se que en esto me das la razón.

Ya que menciono este punto, te cuento que hace dos días hice una lista del perdón,( una lista donde coloque a todas las personas que sentía debía perdonar, desde que mi mente recordara hasta ese día, perdonarlas,y orar por ellos). Se me vinieron a la cabeza tantas cosas que llamaríamos “BOBADAS” de mi pasado, como las palabras de una compañera del colegio en el patio salón, -no lo olvido-, estábamos en un acto cívico, ella se me acerco y me dijo que le habían preguntado por mi y ella respondió , ah si yo se quien es , -una negra ,pelo maluco-, si si sé. JAJAJA, te lo juro que me da risa ahora acordarme de eso. Por supuesto ella me lo dijo con un propósito fijo y era herirme y adivina que? LO LOGRÓ, tanto así que han pasado años y me acuerdo. No lo recuerdo con dolor porque uno crece y sabe que son tonterías de niñas, pero son cosas que marcan en el momento y que de cosas que llamaríamos tontas como esta, se desencadena una cantidad de actitudes que el ofendido desarrolla en el transcurso de su vida.

Puedo apostar que ella ni se acuerda que me dijo eso -es que al fin de cuentas es una bobería. Pero, si aún me acuerdo, es porque en su momento me afectó y es normal. Una niña de 15 años que está en pleno desarrollo de su personalidad y su identidad, que venga una persona influyente para ella le diga algo así, hiriente y despectivo, repercute inmediatamente en su autoestima.

Pero, Ok, aquí viene lo difícil. Ya hable mucho de lo que me hicieron.

¿Quieres leer una revelación?

No soy santa Salimeh, como Seguro tu tampoco lo eres. Yo también he hecho sufrir, yo también he jodido, y también he hecho comentarios hirientes, muchas veces, de forma consciente. He tenido despecho por haber hecho sufrir a quien no se lo merecería y me he postrado ante Dios a pedir perdón, con un corazón totalmente arrepentido.

buy cheap brand viagra online Y resulta que me han perdonado.

Para mí ha sido como una revelación casi que divina entender desde el otro punto, el hecho de que me perdonen. Porque de alguna forma siempre había jugado de víctima. Meterte en el corazón de otro para que te perdone no se puede, es una cuestión muy personal, es una decisión de cada quien. Pero ahora veo todo desde otra perspectiva, de cierta forma entendí con mucha más claridad la importancia de ser perdonado y perdonar. Entendí que es un mandato de Dios, y así como todo lo de Él, nada es obligatorio, pero nos dejo unas instrucciones especificas y muy eficientes para llevar la vida misma, para mejorarla, si las cumplimos.

Hoy entiendo lo importante es que perdonemos, porque en algun momento vamos a tener que ser perdonados. 

Ahora, me salgo un poco de las situaciones más cotidianas y te cuento una personal y que COSTO.

Aunque tenia el tema en mi mente de lo que quería escribir desde hace días, no había podido empezar y no sabia por qué . He venido pidiéndole a Dios que me coloque las palabras y aun así no sabia que escribir. Entonces desde anoche le pedí mucho que realmente me dijera que decir, y esta mañana me desperté no con las palabras para escribir en el blog, sino con las palabras que debía escribirle buy proscar uk online a ese tío que llame hace 5 años, a decirle que le dijera al otro hermano de mi papá que EN NOMBRE DE TODOS LOS HIJOS no lo queríamos ver en la clínica, ni que viniera a pedir perdón; y si mi papá moría, mucho menos en el velorio, porque el nos había hecho muchísimo daño, y mi papá mismo había pedido eso antes de caer en ese estado.

Yo me sentía la VOCERA. Me sentí fuerte cuando lo hice. Y hoy , Dios me ponía eso en mi corazón.

Como quien dice, tu quieres que te perdonen y ahora quieres escribir sobre el perdón y decirle a la gente “lo que deberian hacer”, es más, hiciste una lista de la gente que te habían hecho cosas y las perdonaste, que maravillosa salimeh, pero y ¿tú? ¿Cuándo vas a pedir perdón?. Es hora que saques tu arrocito en bajo.

DIFICIL !!! dentro de mi dije, pide lo que sea, pero que le diga a ese hombre que me PERDONE A MI??? noooo!! Eso no.

Pues tienes que hacerlo, fue lo que sentí .

Y LO HICE. Oré, me llené de valor y no lo pensé mucho, actúe rápidamente, sin contarle a nadie. Y después que le escribí todo lo que sentía y pedí perdón con el corazón, como por arte de magia pura, ahora si me sentía en disposición de escribir. No he parado desde que empecé, como si todo fluyera sin pensar tanto. Y ahora entiendo que eso es lo que hace el PERDÓN.

 Hace que tu vida fluya, hace que te desatranques de eso que no tienes idea porque no te sale, perdonar libera el alma, se me quito el dolor de espalda. Y se me quito el cansancio de los ojos. NO ME PREGUNTES PORQUE, pero es lo que siento.

“Cuando perdonamos, liberamos a un prisionero para darnos cuenta que ese prisionero, eramos nosotros mismos”. Por eso hoy te digo que nunca es tarde para PERDONAR.

Hoy te escribo con un fin sanador, PIDE PERDÓN. Aunque te cueste, aunque no quieras, aunque sientas que no tienes porque hacerlo. PIDE PERDÓN y por favor, PERDONA.

“Pero jose les dijo que lo que ellos habían hecho a fin de perjudicarlo, Dios lo había cambiado para su bien; que ellos estaban en las manos de Dios, no en las de el, que el no tenia derecho a hacer nada, sino a bendecirlos” Genesis 50, 19:20

Ese pasaje lo lei de la biblia, una historia que me lei, muy diciente.

Todo esto para decirte que, todo lo que nos han hecho con el fin de destruirnos, siempre termina resultando para nuestro bien, creo que sino hubiese pasado por ese momento duro en bogota, hoy no estuviese con el que siento es el hombre de mi vida, y no hubiese cultivado un carácter fuerte y poco permisible para ese tipo de cosas, lo que me ha sido muy importante en mis relaciones personales en general.  

Gracias por ti que llegaste hasta el final y te pido de todo corazón me perdones si en algún momento te ofendi o te falle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *